Alberto Fernández: “Estoy esperando que la Justicia llame a los ladrones de guante blanco a rendir cuentas”

El Presidente encabezó un acto en Cañuelas, donde cuestionó la falta de intervención judicial en la toma de la deuda con el FMI, la causa de los Parques Eólicos y la "estafa" al Correo Argentino, entre otras.

El presidente Alberto Fernández apuntó una vez más contra los tiempos judiciales o la falta de intervención en las causas que involucran a funcionarios de la gestión de Cambiemos o al expresidente Mauricio Macri. «Estoy esperando que alguna vez la Justicia llame a esos ladrones de guante blanco a rendir cuentas de lo que han hecho», dijo en el marco de un acto que encabezó por el inicio de las obras de la Variante Cañuelas.

«Que alguna vez un juez llame a esos ladrones y les pida explicaciones por la deuda que tomaron en nombre de Argentina», agregó el mandatario, en referencia al préstamo por 45.000 millones de dólares otorgado por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

«Y estoy esperando que llamen a esos ladrones para que expliquen la causa de los Parques Eólicos, la estafa al Correo Argentino, la estafa con los peajes. Estoy esperando que la Justifica se dignifique a sí misma y llame a esos ladrones de guante blanco, a los poderosos, a rendir cuentas», agregó.

En ese sentido, el jefe de Estado aseguró que «es hora de que, una vez por todas, nos cansemos de escuchar tanta mentira en los medios. Que nos cansemos de escuchar a estos sinvergüenzas que llevaron al país a la ruina».

Fernández encabezó el acto junto al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y el gobernador Axel Kicillof, en el que se dio inicio de las obras de la Variante Cañuelas, que forma parte del proyecto de transformación en autopista de la Ruta Nacional 3, entre Cañuelas y Azul.

El proyecto demandará una inversión de alrededor de 5.628 millones de pesos. Se trata de una de las seis iniciativas que formaban parte de la modalidad de contratación de Participación Público – Privada (PPP) que impulsó el Gobierno anterior y que, luego de dos años, solo contaban con una ejecución del 2%.

«Va a quedar en la historia como una de las más grandes estafas y uno de los grandes fiascos del macrismo. Era votar que la obra pública ya no la iba a hacer más el Estado. Se endeudaron, el dinero se fugó, se quedaron sin presupuesto, llegó el FMI, impuso un ajuste y se quedaron sin obras. Entonces anunciaron este invento del marketing, pero no concretaron ni el 2%. Era privatizar, extranjerizar y endeudar al país: la síntesis perfecta de lo que hicieron en la Nación y la Provincia durante cuatro años», apuntó por su parte el gobernador bonaerense.

En diciembre de 2020, estos convenios fueron rescindidos por el Ministerio de Obras Públicas de común acuerdo con las empresas. Con una extensión de 9,59 Km, la obra generará 150 puestos de trabajo, y beneficiará a 9.500 vehículos que la transitarán por día. El nuevo tramo contará con dos carriles por mano de 3,65 metros de ancho, un cantero central de 9,10 metros, y banquinas pavimentadas en ambos lados.

Respecto a la obra, el Presidente destacó que el Estado está «para trabajar y reponer el equilibrio». «Hay cosas que el mercado no resuelve, como aquello que no es rentable», subrayó. Y cuestionó que «los que confiaron en el mercado, nos dejaron sin universidades, sin escuelas, sin salud y sin caminos. Solo piensan que Argentina puede progresar quitando derechos a argentinos y argentinas».

«Nosotros, venimos a ofrecer nuestro corazón, para que Argentina se ponga de pie, se levante, trabaje y camine, y vamos a hacerlo entre todos los compañeros», repasó el mandatario sobre el final.

 

Fuente: Página 12.