Médico trucho de 19 años atendió durante toda la pandemia

Ignacio Martín, de 19 años, a pesar de su corta edad tiene un frondoso registro de engaños y fraudes.

La historia de Ignacio Martín es de ficción: con solo 19 años registra gran cantidad de fraudes a la administración pública y privada. Ahora se supo que durante toda la pandemia se hizo pasar por médico y trabajó en el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) de Córdoba, luego de «truchar» la matrícula de una doctora. Cuando fue detenido en la casa de sus padres tenía en su poder un carnet de inspector de tránsito de la municipalidad de la capital cordobesa.

El lunes se presentó una denuncia por supuesta mala praxis tras la muerte de un paciente de 29 años. Según indica en la misma, la familia del paciente que luego falleció llamó al COE porque había integrantes aislados por coronavirus; Martín ingresó al domicilio, fue a la habitación de la víctima y, según refiere la madre del paciente, le puso en un dedo un aparato que comenzó a hacer un ‘pip, pip’.

«Entonces notan nerviosismo en Martín y él le pregunta a la madre y al hermano si alguno sabía hacer RCP. El hermano, en pleno nerviosismo dice ‘yo’ y entonces Martín dice ‘bueno, arrancá’», relató el abogado de la familia, Mateo Abrile, a Puntal de Río Cuarto.

En un primer momento se dijo que Ignacio Martín tenía 24 años y había ingresado como voluntario del COE en Río Segundo, en uno de los brotes de coronavirus; después pasó a Río Cuarto, donde aprendió a hisopar y dio capacitaciones.

En diciembre se supo que el carnet que presentó era falso porque correspondía a una médica mujer. En tanto, el Ministerio de Salud provincial hizo una denuncia penal y afirmó nunca haberle pagado por sus tareas en el COE.

El presidente del Colegio de Médicos de Córdoba, Andrés de León, confirmó que la primera alerta proviene de la Municipalidad de Río Cuarto cuando «aparentemente esta persona intentaba conseguir un contrato de locación de servicios para trabajar en un centro de salud», dijo en diálogo al diario La Nación.

También se supo que en el 2019, este joven impostor se había hecho pasar por inspector de la Municipalidad de Córdoba, y usaba el carnet para entrar a espectáculos públicos. Desde la gestión anterior afirmaron que «desapareció» cuando empezaron las sospechas; de hecho en las redes sociales hay imágenes en donde se lo puede ver con el chaleco municipal.

La semana pasada, cuando la Policía fue a detenerlo a la casa de su familia en el barrio Zumarán, de Córdoba, encontró un maletín de médico, un bolso del COE y chaquetillas. En la ocasión secuestraron también la computadora personal de Martín y su teléfono celular.

La matrícula profesional usurpada es de Alyssa Goncalvez, una joven médica que trabaja en una clínica de barrio General Paz. Ante esto, la mujer hizo los trámites correspondientes en el Consejo de Médicos para no verse afectada por este caso de mala praxis.

Martín se inscribió ante la AFIP como monotributista categoría B el 17 de diciembre de 2014, cuando tenía 13 años, y puso como actividad: «Servicio Médico Integrado de consulta, diagnóstico y tratamiento» (863300). El 12 de mayo del año pasado registró a su nombre «AtencionmedicaSRL.com.ar», razón social con la que facturó las guardias a la Municipalidad de Río Cuarto.

Su novia, quien estudia para ser paramédica, manifestó que ignoraba todos los detalles de la vida paralela del joven.

En sus cuentas de redes sociales ponía médico y paramédico y posteó una foto en la que daba una conferencia de prensa en Río Cuarto por el COE.

 

Fuente: ElPatagónico.