Rusia autorizó el almacenamiento de la Sputnik V a temperaturas de entre 2 y 8 grados

Eso permite mantenerlas en refrigeradores comunes y facilita la logística

Las autoridades de Rusia aprobaron este jueves la conservación de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus a temperaturas de un refrigerador normal entre los 2ºC y los 8ºC. «El fabricante logró garantizar la estabilidad de la vacuna durante el transporte y almacenamiento a temperaturas de entre 2ºC y 8ºC», anunció el ministro de Salud ruso, Mijail Murashko, en una reunión virtual con expertos.

Murashko también destacó que esa cadena de frío es la normal para conservar los inmunizantes. Hasta el momento, la vacuna Sputnik V, desarrollada por el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolai Gamaleya con la financiación del Centro Ruso de Inversión Directa (RDIF), se podía conservar a -18ºC durante 6 meses.

El titular de la cartera sanitaria precisó que el fabricante puede ahora ofrecer también en el mercado lotes de vacunas con temperaturas de almacenamiento de entre 2 y 8 grados sobre cero.

Para Rusia, el país más extenso del mundo con once husos horarios, significó todo un desafío trasladar la vacuna Sputnik V a los lugares más remotos. La campaña de vacunación empezó el 5 de diciembre y hasta la fecha un millón de personas ya recibieron la inmunización.

El gobierno ruso anunció este miércoles que planea administrar la vacuna a casi 70 millones de personas, la mitad de su población, para junio de este año.

Como todas las vacunas contra el coronavirus desarrolladas hasta ahora, la inoculación consta de dos dosis que se aplican con un intervalo de 21 días: la primera se basa en el adenovirus humano tipo 26; y la segunda, en el adenovirus humano recombinante del tipo 5.

El ministro de Industria y Comercio, Denis Manturov, indicó que las empresas farmacéuticas producirán en su conjunto siete millones de dosis en enero, 11 millones en febrero, 15 millones en marzo, y aseguró que las capacidades productivas de las compañías nacionales permiten cubrir por completo la demanda del sistema sanitario.

En cuanto a los envíos a otros países, Manturov señaló que las plantas farmacéuticas seleccionadas en Bielorrusia, Corea del Sur, China, India y Kazajistán podrán despachar hasta 350 millones de dosis anuales.

Hasta el momento, más de 50 países ya solicitaron 1.200 millones de dosis de la Sputnik V, según informes del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF).

Rusia registra un descenso de contagios desde finales de diciembre de 2020, con un acumulado de más de 3,6 millones de personas infectadas, de las cuales más de 3 millones se recuperaron y 67.832 fallecieron.

 

Fuente: Página 12.