La Corte Suprema libró a su suerte a Bruglia y Bertuzzi

Los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi no encontraron la respuesta que esperaban por parte de la Corte Suprema de Justicia. El máximo tribunal judicial rechazó el «pedido urgente» que realizaron los jueces el pasado martes por la noche para evitar que el Senado de la Nación avance con el rechazo de sus traslados, llevados a cabo por decreto durante el gobierno de Mauricio Macri.

«A la presentación digital de los doctores Bertuzzi y Bruglia del 14 de septiembre de 2020, téngase presente para el momento de la resolución final de la causa por esta Corte, de acuerdo a la vía que este Tribunal oportunamente determine», resolvió el alto tribunal integrado por Carlos Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco, Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti en una reunión celebrada por zoom.

Los jueces cuestionados acudieron a la Corte a través del recurso de «per saltum» utilizado en casos de «notoria gravedad institucional», a través del cual se evita la instancia de la Cámara de Apelaciones.

Si bien la Corte tratará el caso, la decisión de no hacerlo de forma inmediata representa un fuerte revés para los denunciantes, ya que este miércoles la vicepresidenta Cristina Kirchner convocó a una sesión especial en el Senado de la Nación, donde el oficialismo buscará rechazar los traslados de Bruglia y Bertuzzi, así como también el del magistrado Germán Castelli.

El 4 de septiembre la Comisión de Acuerdos, presidida por la senadora mendocina Anabel Fernández Sagasti, realizó una audiencia pública donde estos tres jueces fueron los únicos ausentes de la convocatoria. De la misma tampoco participó Juntos por el Cambio, interbloque que se opone a dar tratamiento a los pliegos.

El tratamiento en la Cámara Alta se dará luego de que el Consejo de la Magistratura, con el voto de la diputada Graciela Camaño, aprobara la revisión de los traslados de diez jueces federales por no haber cumplido con los procedimientos legales correspondientes, legitimados sin concurso ni acuerdo del Senado.

La decisión de la Corte provocó el rechazo de distintos sectores de la oposición. La diputada Paula Oliveto tuiteó: «La Corte Suprema deberá decidir si quiere ser recordada como la Corte de 1930 o una Corte que defienda la Constitución. Recuerdo cuando vimos a los jueces exiliados de Venezuela y su desazón por no haber reaccionado a tiempo. No especulen. Resuelvan conforme a derecho y rápido».

En la misma línea se pronunció el diputado de la Coalición Cívica Juan Manuel López: «La Corte sigue ganando tiempo ¿No tiene mayoría porque algún Ministro del Tribunal negocia con el Ejecutivo como ocurrió otras veces? Señores jueces, apliquen la ley, fallen conforme a derecho, no especulen ni hagan política».

El origen del conflicto

Desde su llegada al poder, el gobierno macrista impulsó un sistema de «premios» y «castigos» dentro de la órbita judicial, en el cual se premiaba a los magistrados de buena sintonía con la gestión de turno, mientras que se buscaba desplazar a aquellos que tomaran decisiones adversas, a través del Consejo de la Magistratura.

En 2018 los jueces Bruglia y Bertuzzi fueron trasladados por el gobierno de Mauricio Macri del Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 4 de la Capital Federal a la Sala 1 de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, mientras que Castelli fue trasladado del Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 3 de San Martín, provincia de Buenos Aires, al Tribunal Oral en lo Criminal Nº 7 de la Capital Federal, que tiene la causa de los cuadernos.

El lugar que ocupan los jueces actualmente es clave, puesto que la Cámara Federal porteña actúa como primera instancia de revisión de todas las decisiones de los doce juzgados de instrucción, que entre otros delitos federales tramitan causas por corrupción en la función pública, narcotráfico y trata de personas.

En el caso de Bertuzzi, el fiscal federal Franco Picardi dispuso medidas para averiguar si la designación por decreto fue una maniobra que buscaba perjudicar a ex funcionarios. Esto surgió a raíz de una denuncia que presentó el abogado de Amado Boudou, Alejandro Rúa, ya que Bertuzzi fue trasladado inmediatamente después de condenar a Boudou en la causa Ciccone.

En este sentido, el fiscal federal pidió al Consejo de la Magistratura y al Ministerio de Justicia “copias digitalizadas de todas aquellas actuaciones y/o expedientes sustanciados en el marco del traslado del magistrado Dr. Pablo D. Bertuzzi, del Tribunal Oral en lo Federal 4 de esta ciudad, a la Sala I de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional Federal, aprobado con fecha 13 de septiembre de 2018”.

Impunidad para Mauricio Macri

El viernes pasado, la vicepresidenta Cristina Kirchner publicó un hilo en su cuenta de Twitter en donde expuso el interés del ex presidente Mauricio Macri en mantener a Bruglia y Bertuzzi en la Cámara Federal.

«Ayer se comprobó que a Bruglia y Bertuzzi los quieren mantener ilegalmente en la Cámara Federal para garantizar la impunidad de Macri y sus funcionarios. Uno de ellos anuló el procesamiento de Dietrich, Iguacel y Dujovne, por la estafa de las autopistas de más de U$D 600 millones», publicó Cristina Kirchner en sus redes el viernes pasado, en referencia al accionar de los jueces Irurzun y Bruglia en la causa peajes.

Y continuó: «En sus tapas, Clarín te dice que queremos separar a Bruglia y Bertuzzi porque me investigan a mí. Como dijo Néstor: Clarín miente… Todas las causas que me armaron ya pasaron la etapa de instrucción«.

En su descargo, la expresidenta también hizo alusión al rol de Martín Irurzun, autor de la doctrina que lleva su nombre, que instaló la aplicación de prisiones preventivas sobre exfuncionarios del kirchnerismo.