Por el coronavirus, la producción industrial alemana mostró su mayor caída en 30 años

La producción industrial alemana se desplomó en abril un 17,9% con respecto al mes anterior y un 25,3% frente a abril de 2019 por el impacto del coronavirus, lo que constituye la mayor caída en casi treinta años, informó la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

En marzo, cuando se generalizaron en muchos países restricciones a la movilidad y la actividad económica para combatir la pandemia, la producción de la industria ya había sufrido un descenso del 8,5% con respecto a febrero y del 11,3% frente al mismo mes del año pasado.

La caída representa la mayor en la serie histórica, desde enero de 1991, precisó Destatis.

El impacto fue especialmente fuerte en el sector automotriz, puesto que los datos oficiales indican que su producción disminuyó en abril un 74,6% con respecto a marzo.

Al margen de la producción industrial propiamente dicha, la generación de energía bajó un 7,2% frente a marzo, y la actividad del sector de la construcción, un 4,2%.

El Ministerio de Economía alemán señaló en un comunicado que con la caída de la producción registrada en abril se alcanzó el piso de la crisis causada por las consecuencias económicas de la pandemia.

«El punto más bajo de la crisis coyuntural se ha alcanzado. Con el relajamiento escalonado de las restricciones y el regreso a la producción de la industria automovilística la recuperación económica se pondrá en camino», aseguró el ministerio.

Los principales fabricantes de automóviles en Alemania anunciaron la interrupción de la producción a mediados de marzo debido a las consecuencias de la pandemia y las medidas de aislamiento social.

El principal problema para el sector fue la paralización de las cadenas de distribución de los fabricantes de componentes.

A comienzos de mayo el sector retomó la producción, pero se enfrenta todavía al problema de la caída de los pedidos en el extranjero, informó la agencia de noticias EFE.

La industria prevé que en los próximos meses se mantenga una tendencia a la baja en la producción, aunque no tan fuerte como en abril y mayo.

El instituto económico IFO, uno de los principales de Alemania, adelanta que el índice de las expectativas de producción, que se basa en una encuesta entre los industriales, pasó de -51 puntos en abril a -20,4 en mayo.