Breve repaso de la historia de nuestra Bandera

Día de la Bandera

A fines de 1811, aumentaron los ataques españoles contra las costas del Paraná. Frente a esto el Triunvirato encargó a Manuel Belgrano partir hacia Rosario con un cuerpo de ejército el 24 de enero de 1812. El general Belgrano logró controlar las agresiones españolas e instalar una batería en las barrancas del Paraná, a la que llamó Libertad.

Belgrano tenía un concepto que lamentablemente fue olvidado por muchos generales argentinos del siglo XX: “La subordinación del soldado a su jefe se afianza cuando empieza por la cabeza y no por los pies, es decir, cuando los jefes son los primeros en dar ejemplo; para establecerla basta que el general sea subordinado del gobierno, pues así lo serán los jefes sucesivos en orden de mando. Feliz el ejército en donde el soldado no vea cosa que desdiga la honradez y las obligaciones en todos los que mandan”.

Belgrano solicitó y obtuvo permiso para que sus soldados usaran una escarapela. Por decreto del 18 de febrero de 1812, el Triunvirato creaba, según el diseño propuesto por Belgrano, una “escarapela nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata de dos colores, blanco y azul celeste, quedando abolida la roja con que antiguamente se distinguían”.

Belgrano se entusiasmó y le respondió al Triunvirato, anunciándole que el día 23 de febrero de 1812, entregó las escarapelas a sus tropas para que «acaben de confirmar a nuestros enemigos de la firme resolución en que estamos de sostener la independencia de la América». Era uno de los pocos que por aquel entonces se animaba a usar la palabra independencia.

El 27 de febrero de 1812, inauguró una nueva batería, a la que llamó «Independencia”. Belgrano, que no tenía tiempo para andar mirando el cielo y mucho menos para esperar que pasara la nube ideal para crear “nuestra enseña patria”, hizo formar a sus tropas frente a una bandera que había cosido doña María Catalina Echeverría, una vecina de Rosario. Tenía los colores de la escarapela y su creador ordenó a sus oficiales y soldados jurarle fidelidad diciendo “Juremos vencer a los enemigos interiores y exteriores, y la América del Sur será el templo de la independencia y de la Libertad”.

Todo parece indicar que la primera bandera tenía dos franjas verticales, una blanca y una celeste, como la del ejército de los Andes que usará San Martín en sus campañas libertadoras.

Manuel Belgrano enarboló por primera vez esta bandera a orillas del Río Paraná el 27 de febrero de 1812, convencido de la necesidad de enarbolar una bandera propia tomando los colores de la escarapela. Hasta entonces las tropas habían combatido con la bandera del enemigo.

El 8 de junio de 1938, mediante la sanción de la Ley 12.361, con Roberto M. Ortiz como Presidente de la Nación, se declaró el 20 de junio como Día de la Bandera en conmemoración a su creador, fallecido en esa misma fecha. Asimismo, este año 2020, se cumplen 200 años de su muerte.

 

Bibliografía: “Manuel Belgrano” de Felipe Pigna